La nadadora de San Isidro ocupó el 2° lugar de la final de 800m Libre con un tiempo de 8m32s42, ubicándose a sólo 4s82 de la húngara Ajna Kesely, oro con 8m27s60. El podio lo completó la austríaca Marlene Kahler con 8m36s57. La cordobesa Delfina Dini, también presente en la definición, logró un gran 4° puesto con 8m43s71. 

El duelo entre Pignatiello y Kesely ya es un clásico de los 800m. En el Campeonato Mundial Juvenil de Indianápolis 2017, fue Delfina la ganadora con 8m25s22 (récord argentino y de campeonato), mientras que Ajna quedó segunda con 8m30s62.

Delfina le dedicó la medalla a su abuela, fallecida un día antes de hacer su ingreso en la Villa Olímpica. La joven escribió la palabra “Abuela” junto a un corazón en la palma de su mano, la cual enseñó emocionada durante la ceremonia de premiación. “La medalla fue para ella, que me estuvo mirando desde el VIP allá arriba”, confesó la nadadora. Con respecto a la enorme asistencia de público, comentó: “Se siente mucha emoción por todo el apoyo de la gente, aunque también te mete un poco de presión. Pero nunca pensé que iban a venir tantas personas, es buenísimo para el deporte”.

Inmediatamente después de la final de los 800m Libre, llegó el turno de Julieta Lema en la semifinal de 50m Mariposa. Con un tiempo de 27s16, la chubutense se ubicó en el 9° lugar de la general y quedó a tan solo 0s04 de ingresar en la final.

En la jornada del viernes, la última de la Natación en Buenos Aires 2018, las dos Delfinas volverán a competir, en esta oportunidad, en los 400m Libre, prueba en la que Pignatiello obtuvo la medalla de plata en Indianápolis 2017.

Fotos: Buenos Aires 2018.