DESTACADA ACTUACIÓN ARGENTINA

199

Más que meritorio diploma olí­mpico el que se llevan los argentinos Rubén Rézola y Miguel Correa, que metieron su bote entre los ocho mejores del mundo. Tras la Final de k2-200m, culminaron en el quinto puesto.

Tremendo rendimiento el que tuvieron los representantes nacionales en canotaje k2-200m, con Rubén Rézola y Miguel Correa en escena. Entreverados entre los más importantes del mundo, lograron ubicarse en el quinto puesto, realizando los 200 metros en 35.271.

La Final A, incluyó a la dupla rusa, finalmente la ganadora, compuesta por Yury Postrigay – Alexander Dyachenko, quienes lograron un registro de 33.507, quedándose con el oro olímpico. En el segundo puesto quedó la representación de Belarús, Raman Piatrushenka – Vadzim Makhneu, con un tiempo de 34.266. En el tercer lugar, y por tanto bronce, se destacaron los locales Jon Schofield y Liam Heath, con un tiempo de 34.421.

Fuera del podio, las posiciones las completaron los franceses, la dupla nacional. Los australianos culminaron sextos, Canada en el séptimo puesto y Alemania en la octava posición. En la Final B, el ordenamiento quedó con Kazajistán, Japón, Letonia, Béllgica y Rumania.

Tras la competencia, los argentinos se mostraron felices por lo conseguido:

Miguel Correa

“Estamos muy contentos por el resultado, estuvimos cerca de la medalla. Como todo deportista, uno siempre quiere más, pero estoy muy satisfecho. Ahora a descansar y pensar en lo que viene”

“Fue una regata dura, están los mejores del mundo. Vino un  grupo muy chico, se seleccionaron a los mejores, y vinieron todos con el objetivo de la medalla”

“Futuro hay. Rubén tiene un talento impresionante. Yo si bien  no soy tan joven, tengo 28 y todavía tengo cadena. Estamos trabajando bien, hace falta tener deseos y disfrutar  lo que uno hace como deportista”

“A nivel económico, hay que reconocer el trabajo del Enard. Estoy agradecido porque muchas cosa mejoraron. Se puede llegar muy alto con lo que tenemos”

“Infinitamente agradecido a todos los q nos escribieron, a  mi familia, a la gente de Viedma, La Plata, de Buenos Aires, a todos los que nos siguieron”

Rubén Rézola

“Estuvimos arañando la medalla, pero no se nos pudo dar. Me voy bien por haber hecho una gran regata y haber compartido esto con Miguel. Espero que sean muchos juegos más y poder seguir mejorando con todo esto, que no se nos vaya”.

“Quiero saludar a  todos los de mi barrio, a mis amigos de Buenos Aires, a La plata, con gente que nos estuvo apoyando en toda la competencia. Además, a toda mi familia, como siempre”

La Final A, incluyó a la dupla rusa, finalmente la ganadora, compuesta por Yury Postrigay – Alexander Dyachenko, quienes lograron un registro de 33.507, quedándose con el oro olímpico. En el segundo puesto quedó la representación de Belarús, Raman Piatrushenka – Vadzim Makhneu, con un tiempo de 34.266. En el tercer lugar, y por tanto bronce, se destacaron los locales Jon Schofield y Liam Heath, con un tiempo de 34.421.

Fuera del podio, las posiciones las completaron los franceses, la dupla nacional. Los australianos culminaron sextos, Canada en el séptimo puesto y Alemania en la octava posición. En la Final B, el ordenamiento quedó con Kazajistán, Japón, Letonia, Béllgica y Rumania.

Tras la competencia, los argentinos se mostraron felices por lo conseguido:

Miguel Correa

“Estamos muy contentos por el resultado, estuvimos cerca de la medalla. Como todo deportista, uno siempre quiere más, pero estoy muy satisfecho. Ahora a descansar y pensar en lo que viene”

“Fue una regata dura, están los mejores del mundo. Vino un  grupo muy chico, se seleccionaron a los mejores, y vinieron todos con el objetivo de la medalla”

“Futuro hay. Rubén tiene un talento impresionante. Yo si bien  no soy tan joven, tengo 28 y todavía tengo cadena. Estamos trabajando bien, hace falta tener deseos y disfrutar  lo que uno hace como deportista”

“A nivel económico, hay que reconocer el trabajo del Enard. Estoy agradecido porque muchas cosa mejoraron. Se puede llegar muy alto con lo que tenemos”

“Infinitamente agradecido a todos los q nos escribieron, a  mi familia, a la gente de Viedma, La Plata, de Buenos Aires, a todos los que nos siguieron”

Rubén Rézola

“Estuvimos arañando la medalla, pero no se nos pudo dar. Me voy bien por haber hecho una gran regata y haber compartido esto con Miguel. Espero que sean muchos juegos más y poder seguir mejorando con todo esto, que no se nos vaya”.

“Quiero saludar a  todos los de mi barrio, a mis amigos de Buenos Aires, a La plata, con gente que nos estuvo apoyando en toda la competencia. Además, a toda mi familia, como siempre”