FINAL DE LA COMPETENCIA EN PORTUGAL

593

Damián Blaum y Guillermo Bértola en la rama masculina, sumados a Julia Arino y Romina Biagioli en la rama femenina, compitieron en el clasificatorio olímpico que se desarrolló en la ciudad de Setubal. No alcanzaron pasajes olímpicos.

Se desarrollaron los 10k que sirvieron como clasificación a los Juegos Olímpicos que se van a disputar en Río. Finalmente no se alcanzaron los lugares de privilegio, por lo cual Argentina no metió a ningún nadador en esta especialidad.

Dentro de la rama masculina, el mejor ubicado fue Guillermo Bértola, quien finalmente accedió al 23er. puesto de la grilla. Consiguió un tiempo de 1:53,05.40. Apenas dos puestos por detrás finalizó el otro representante, Damián Blaum, quien clavó los relojes en 1:53,53.10.

Aquí, el podio tuvo al chino Lijun Zu en lo más alto con un registro de 1:52,18.20, seguido por el alemán Christian Reichert, quien alcanzó un tiempo de 1:52,20.40. Finalmente, el ecuatoriano Iván Enderica Ochoa se quedó con el tercer escalón con un tiempo de 1:52,22.60, entre 61 nadadores.

Por su parte y en la rama femenina, Argentina contó con participación. Julia Arino se quedó con el 30mo. puesto con un registro de 1:59,14.60. Las malas noticias fueron para Romina Biagioli, quien no pudo finalizar la competencia.

Fueron 48 las competidoras que vieron triunfar a la china Xin Xin con un tiempo de 1:55,12.10, seguida por la británica Keri-Anne Paynne (1:55,12.90) y la ecuatoriana Samantha Arévalo (1:55,15.90).

Tras la competencia, Bértola comentó lo que significa no haber llegado a Río: “Bueno, no pude conseguir lo que buscaba: el sueño de ir a un Juego Olímpico. Estuve muy cerca de la punta, a segundos de clasificar. Muchísimos golpes, perdí mucho en los giros, pero bueno, triste por todo lo que entrené y trabajé. Un deportista no se hace solo con resultados, sino también de las caídas y aprender a levantarse. Muchísimas gracias a todos por el apoyo de siempre”, explicó en las redes sociales.

Por su parte, Damián Blaum sintetizó lo que significa dejar todo ante un desafío: “¡Muy feliz por una nueva batalla! No pude llegar a mi segundo Juego Olímpico, pero eso no quita la alegría de haber luchado”. Como siempre, los deportistas argentinos dejaron todo tras la gran meta de representar al país en el más alto nivel.