GALLAY Y KLUG PARA LA HISTORIA

694

La dupla argentina se quedó con la medalla de plata en el Xiamen Open que se disputó en China. Es la primera vez en la historia de este deporte que Argentina pone su nombre tan alto. Zumkehr y Heidrich de Suiza fueron las campeonas.

El Xiamen Open de China tenía grandes cosas preparadas para Ana Gallay y Georgina Klug. Con mucho trabajo y esfuerzo, la dupla nacional alcanzó algo impensado e inédito. Por primera vez jugó la final de un certamen de esta magnitud. El título fue para las suizas Zumkehr y Heidrich, pero la historia quedó para nuestras representantes.

La definición se dio en sets corridos, pero ese 0-2 con parciales de 18-21 y 17-21 en 40 minutos de juego, no empaña en lo más mínimo el enorme logro de las argentinas.

Horas antes de la gran final, y ya con la mejor actuación en la historia del Circuito Mundial para la dupla femenina, Gallay-Klug derrotaron a las alemanas Holtwick/Semmler en semifinales, instancia a la que nunca había llegado un equipo femenino de nuestro país. Fue un doble 21-18 que metió a las campeonas panamericanas en el juego final ante las suizas (preclasificadas 7°), que también buscaban su primer título como equipo.

Heidrich/Zumkehr también cerraron un torneo brillante en el que terminaron invictas, venciendo incluso a las Top de China Wang Fan/Yue Yuan.

Después de la primera medalla en la historia para el Beach Volley femenino argentino, Georgina Klug aseguró: “Estamos felices de todas maneras con esta medalla de plata. Por supuesto sentimos algo de tristeza por la final perdida, porque queríamos el oro. Pero llegamos lejos y por primera vez a una final. Lo vamos a disfrutar, sentimos mucho orgullo como equipo”.

En el camino a la gran final, las argentinas vencieron nada más y nada menos a las semifinalistas del Campeonato Mundial Katrin Holtwick/Iika Semmler. “Jugamos ante un gran equipo, el 14° en el mundo. Nunca habíamos jugado antes, y ese equipo había llegado acá para jugar la final. Peleamos cada pelota para estar en la gran final, y lo hicimos”, señaló Ana Gallay.

Las argentinas comenzaron sembradas en el Grupo F, por el que pasaron con dos victorias y una derrota, que llegó en el duelo inicial ante las venezolanas Pazo-Agudo en tres tres, 12-15 en el tercero. Luego la recuperación llegó ante España y Vanuatu, sin ceder sets.

El pase a la primera ronda eliminatoria fue frente a Estados Unidos, también en sets corridos. Y luego llegó Alemania, en otro gran partido sin ceder sets.

El partido histórico para superar el mejor resultado de la pareja argentina se vivió ante las rusas Ukolova/Birlova, que propusieron una verdadera batalla que se definió por 22-20 y 29-27.

Fuente: FeVA