GUILLERMO RUGGERI BATIÓ EL RÉCORD ARGENTINO MÁS ANTIGUO

334

En el Grand Prix Sudamericano en Santiago de Chile, el mendocino ganó la medalla de oro de 400m con vallas con un tiempo de 49s79, superando los 49s82 registrados por Juan Carlos Dyrzka en los Juegos Olímpicos México 1968.

Desde el 2011, Guillermo Ruggeri decidió enfocarse en la prueba de Decathlon, logrando ese mismo año la medalla de bronce en los Campeonatos Panamericano y Sudamericano de la categoría Junior, mientras que al año siguiente obtuvo la de oro en el Sudamericano Sub23. En los Juegos Sudamericanos Santiago de Chile 2014, se subió al tercer escalón del podio y registró su mejor marca (7.298 puntos).

A fines de 2016, el mendocino se inclinó por las pruebas de 400m llanos y 400m con vallas. Al igual que con el Decathlon, los buenos resultados no se hicieron esperar. Bajo el mando de su entrenador Carlos López, en diciembre ya registraba 46s68 en los 400m. Hace tan sólo diez días, en el Grand Prix Sudamericano “Germán Lauro” disputado el 31 de marzo en el CeNARD, Ruggeri marcó 50s36 en la prueba con vallas, anticipando el batacazo de ayer.

En el Estadio Nacional Nacional de Santiago de Chile, en una nueva etapa de los Grand Prix Sudamericanos, Guillermo ganó la prueba de 400m con vallas con un tiempo de 49s79, superando al chileno Alfredo Sepúlveda, segundo con 50s39, y al mejor especialista sudamericano e iberoamericano de la última década, el uruguayo Andrés Silva, tercero con 50s52.

Sin embargo, lo más destacado fue que con este tiempo batió el récord argentino más antiguo, los 49s82 que obtuvo Juan Carlos Dyrzka, ganador del Olimpia de Oro en 1963, en la fase de clasificación de los Juegos Olímpicos de México 1968. Además, cabe destacar que la marca de Dyrzka fue récord sudamericano durante veinte años y la tercera de mayor vigencia en nuestro país, detrás de los 15m42 del medallista olímpico Luis Brunetto en Salto Triple, que duró 51 años, y los 10s3 de Gerardo Bonnhoff en 100m, quebrados 49 años después por Carlos Gats.

“No tengo palabras. Gracias a todos. ¡Ahora a disfrutar que soy récordman absoluto!”, publicó Guillermo en su cuenta de Instagram tras la hazaña.

Por su parte, Fiorella Chiappe, con quien comparte el equipo de trabajo, se sumó a las felicitaciones en la red social: “Cuando aparece un atleta con sus condiciones, su proyección, pero, por sobre todas las cosas, con sus ganas e ilusión por alcanzar sus sueños y no darse nunca por vencido, sólo se necesitan las personas correctas para poder guiar y ayudar a focalizar todas esas energías en un trabajo que sea idóneo. Sin esas personas, por mucha ilusión y esfuerzo, lo más probable es que esos sueños no lleguen nunca. Por eso queremos agradecer a dos personas en especial que trabajan día a día por nosotros y nos motivan a dar lo mejor, no sólo en lo deportivo sino también en lo personal. Ojalá podamos seguir reflejando en resultados todo el trabajo que vuelcan ustedes en nosotros. Gracias a nuestro preparador físico Gabriel Lemme y a nuestro entrenador Carlos López. Gracias también a Juan Ignacio Fontana (kinesiólogo) y César Juárez (masajista) por su apoyo y estar siempre presentes. Gracias también al ENARD, a la Secretaría de Deporte de la Nación, al Instituto Obras Sanitarias y a nuestro club GEBA (Gimnasia y Esgrima de Buenos Aires)”. Fiorella también completó una muy buena performance en Chile, alzándose con la medalla de oro en 400m con vallas con un tiempo de 58s47, su segunda mejor marca.

Los principales objetivos para Ruggeri en esta temporada son el Campeonato Sudamericano de Mayores, que se disputará del 23 al 25 de junio en Asunción de Paraguay, y los Juegos Mundiales Universitarios, que se llevarán a cabo del 19 al 30 de agosto en Taipei. Sin embargo, su flamante récord lo pone en carrera de los 49s35, la mínima impuesta por la IAAF para clasificar al Mundial, que realizará del 5 al 13 de agosto en Londres.

Fotos: Instagram @guilleruggeri y @chiappefiorella.