Tras caer en una ajustadísima semifinal ante Portugal, la Selección Masculina se cobró revancha en el partido por el tercer puesto, venciendo a Croacia por 2-0 (17-14 y 20-18) y logrando la medalla de bronce, la primera en la historia olímpica de todo el Handball argentino, mismo hito que habían logrado el año pasado junto con las chicas en el Mundial Juvenil. Más tarde, las Kamikazes ganarían la medalla dorada, cerrando una participación soñada de ambos equipos en Buenos Aires 2018.  

La Selección Masculina de Beach Handball tuvo una actuación sobresaliente en los Juegos Olímpicos de la Juventud. Jugaron un total de 10 partidos, con siete victorias y tres derrotas. En la Ronda Preliminar, vencieron 2-1 a Croacia, 2-0 a Paraguay, 2-1 a Portugal y 2-1 a Mauricio. Luego, en la Ronda Principal, derrotaron por 2-0 a Hungría y cayeron 2-1 ante Tailandia y 2-0 ante España.

Con estos resultados, se clasificaron a la semifinal, que disputaron esta mañana ante Portugal. Los lusos se llevaron un ajustadísimo triunfo por 2-1 (18-20, 22-16 y 9-8 SO). A pesar de la derrota, Argentina todavía tenía un glorioso desafío por delante, enfrentar a Croacia por la medalla de bronce. Los dirigidos por Daniel Zeballos sacaron a relucir su mejor repertorio y se llevaron el triunfo por 2-0 (17-14 y 20-18), para subirse al tercer escalón del podio y seguir haciendo historia.

“Fue un partido muy bueno. Por suerte pudimos recuperarnos de la derrota de la mañana, levantar cabeza y ganar la medalla. Ser olímpico fue un sueño cumplido”, expresó emocionado Alejo Novillo. Por su parte, Tomás Páez declaró: “La emoción que se vio cuando terminó el partido es por todo lo que entrenamos, dejar tantas cosas, pelear durante todo el año. Vinimos por un podio y lo conseguimos. Somos un grupo muy unido, demostramos que el equipo argentino tiene sed de revancha y que no lo pueden dar por muerto”.

El plantel está conformado por: José Augusto Basualdo, Francisco Daudinot Reyes Baloni, Nicolás Diéguez, Elián Goux, Nicolás Millet, Alejo Novillo, Tomás Páez Alarcón, Jorge Pérez Baptista y Julián Santos.

Fotos: Buenos Aires 2018.