MUITO OBRIGADAS

1398
Prensa COA / ENARD.

VER ÁLBUM DE FOTOS

María Irigoyen y Paula Ormaechea se colgaron la medalla de bronce en el Dobles femenino de Toronto 2015, sin una gota de transpiración. Es que debido a una lesión en el hombro de Beatriz Haddad Maia, la dupla carioca decidió no presentarse a disputar el partido por la medalla, y el tercer escalón del podio fue automáticamente asignado a las argentinas.

«Estoy muy feliz, más que nada por Paula. Tenía muchas ganas de ayudarla a aganar una medalla , así que estoy contenta que todos en el equipo tengamos una y hayamos sumado una más a la Delegación Argentina», expresó la campeona panamericana en Dobles Mixto, un día después de colgarse la dorada con Guido Andreozzi.

«Es un poco raro ganar la medalla cuando la rival se lesiona, es una situación difícil. Lo disfrutas pero te da pena por ella. No se lo deseo a nadie y menos a ella, con quien tengo una muy buena relación, es una gran persona. Pero estas son cosas que pasan en el deporte y espero que se recupere pronto», manifestó Irigoyen cuando se supo la decisión.

Por los cuartos de final, la dupla nacional había dejado en el camino a Estados Unidos por 7-5 y 6-4. En la semifinal, tuvieron un tropiezo frente a las canadienses por 2-0 (6-2, 6-1) y es por eso que, tras una larga jornada que vio varios partidos reprogramados por mal tiempo, hoy debían salir a luchar por el bronce ante Brazil.

De esta manera el tenis panamericano se despidió hasta 2019. El equipo argentino volverá con exceso de equipaje, gracias a los oros de Facundo Bagnis en Singles, el Doble Mixto, la plata del Doble Masculino y el bronce del Dobles Femenino.