PARETO EN LONDRES 2012

1225

La judoca argentina Paula Pareto compitió en Londres con los laureles de Pekí­n 2008, cuando habí­a conseguido alzarse con el bronce. En estos Juegos, volvió a tener un destacado trabajo, quedándose con el diploma del 5to. puesto.

Una de las presentaciones más esperadas de los Juegos Olímpicos fue la de Paula Pareto. La judoca está entre las más destacadas del mundo y llegó a Londres con el objetivo de volver a realizar un gran papel, y claro que lo logró.

La “Peque” fue de las primeras en competir en la categoría hasta 48kg. El debut olímpico es un momento sumamente especial para cada uno de los deportistas argentinos que participaron de la máxima cita deportiva del mundo.

El primer combate lo tuvo con la dura representante italiana, Elena Moretti. La paridad en la categoría fue notoria desde el comienzo. En los octavos de final, apenas se impuso por 1 a 0. El camino olímpico le puso por delante a una de las rivales más complicadas, Tomoko Fukumi, de Japón. La pelea fue muy intensa e inmensamente pareja. La diferencia fue mínima, Pareto cayó en Golden Score por dos medias penalizaciones.

Esta derrota, la llevó por el camino del bronce, buscando una nueva medalla olímpica. Pero la exigencia fue importante. En primer turno, se enfrentó a Bayankhongor Province, quien representó a la delegación de Mongolia. Nuevamente el combate fue muy complicado para Pareto, quien se impuso por un ajustado 1 a 0, pasando de ronda en búsqueda de la medalla.

El último combate de Pareto fue ante la belga Charline van Snick. La categoría estuvo muy complicada, nuevamente la diferencia fue mínima, pero esta vez, el marcador final encontró a la europea pasando de ronda por media penalización en golden score. Pareto volvió a poner el judo entre las potencias del mundo y trajo a la Argentina un destacado diploma por el 5to. puesto obtenido.

La “Peque” fue de las primeras en competir en la categoría hasta 48kg. El debut olímpico es un momento sumamente especial para cada uno de los deportistas argentinos que participaron de la máxima cita deportiva del mundo.

El primer combate lo tuvo con la dura representante italiana, Elena Moretti. La paridad en la categoría fue notoria desde el comienzo. En los octavos de final, apenas se impuso por 1 a 0.

El camino olímpico le puso por delante a una de las rivales más complicadas, Tomoko Fukumi, de Japón. La pelea fue muy intensa e inmensamente pareja. La diferencia fue mínima, Pareto cayó en Golden Score por dos medias penalizaciones.

Esta derrota, la llevó por el camino del bronce, buscando una nueva medalla olímpica. Pero la exigencia fue importante. En primer turno, se enfrentó a Bayankhongor Province, quien representó a la delegación de Mongolia. Nuevamente el combate fue muy complicado para Pareto, quien se impuso por un ajustado 1 a 0, pasando de ronda en búsqueda de la medalla.

El último combate de Pareto fue ante la belga Charline van Snick. La categoría estuvo muy complicada, nuevamente la diferencia fue mínima, pero esta vez, el marcador final encontró a la europea pasando de ronda por media penalización en golden score. Pareto volvió a poner el judo entre las potencias del mundo y trajo a la Argentina un destacado diploma por el 5to. puesto obtenido.