CARRASCO PINI: «QUIERO LAS MEDALLAS»

1046

En la recta final de los Suramericanos, hoy por la tarde arranca la competencia de Gimnasia Rí­tmica en donde las argentinas se ilusionan con la posibilidad de brillar. Milagros Carrasco Pini nos contó sobre su preparación y sus expectativas.

Mientras que la mayoría de la delegación argentina ya tuvo su momento en Santiago, Milagros Carrasco Pini tuvo que esperar a los últimos tres días de competición en los ODESUR.  A fines del año pasado, la atleta bonaerense visitó la capital chilena para participar en el Campeonato Sudamericano de Gimnasia Rítmica, donde cosechó seis medallas, una de plata y cinco de bronce.

En esta oportunidad, Milagros espera volver a demostrar su nivel en Santiago. “Mi objetivo es lograr realizar todas las series sin fallas y obtener medallas en todas ellas”, explicó la gimnasta de 22 años en diálogo con el ENARD.

Para alcanzar sus metas resulta vital realizar una preparación acorde a las exigencias del alto rendimiento. Carrasco Pini conoce la importancia de trabajar constantemente para continuar creciendo y mejorando en el deporte. Es por eso que hace dos años decidió mudarse a Brasil para realizar un entrenamiento diferencial y continuar perfeccionándose.

“La preparación para los ODESUR fue intensa. Tuve la posibilidad de entrenar con una planificación especial que realizó mi Técnica brasilera. Es diferente a las otras gimnastas que entrenan conmigo”, explicó la gimnasta que obtuvo la medalla de bronce en los Juegos Panamericanos de Guadalajara 2011.

En cuanto a sus contrincantes sudamericanos, la bonaerense considera que las brasileras serán sus principales obstáculos en el camino a la medalla dorada. “El rival es Brasil, por más que entrené con una de las gimnastas más fuertes de Sudamérica, Angelica Kvieczynski es una rival que me gustaría vencer”, afirmó.

El Seleccionado argentino que nos representará en la competencia regional está conformado por Milagros, Camila Giorgi, Evelyn Mast y Ayelén Paez Pieri, quienes intentarán ser protagonistas en Chile, y aportar su propio grano de arena a la cosecha nacional.