PARETO: «FUE UNA EXPERIENCIA MUY LINDA»

861

La Peque está retornando a su rutina normal luego de los Juegos Olí­mpicos de Londres, en donde consiguió el diploma por el excelente quinto puesto.

Paula Pareto, judoca argentina, disputó los Juegos Olímpicos de Londres representando de la mejor manera a nuestro país. Cumplió con un papel fantástico, obteniendo el diploma olímpico por el quinto puesto en competencia.

“Lo viví bien. Como en mis Juegos anteriores fue una experiencia muy linda porque mas allá de la competencia, existe una forma de vivir muy particular donde estás rodeado de los mejores deportistas de tu país y del mundo”. Así comenzó la charla exclusiva con el ENARD la judoca nacional en referencia a la experiencia Londres 2012.

Los deportistas suelen destacar el momento de disputar una competencia representando al país. Esto se potencia cuando se trata de un Juego Olímpico. “Es una de las cosas más lindas que te da el deporte, la posibilidad de competir no solo por vos, sino por toda esa gente que esta detrás de tu bandera. Competir en un Juego es una realidad que cuando uno empieza a entrenar, nunca se imagina llegar a una competencia así y estar ahí. Te potencia a dar lo mejor de vos”, explicó.

Detrás de todo deportista, existe un equipo de trabajo que hace crecer los mejores elementos del protagonista. Paula Pareto le agradece a todos los que colaboran constantemente con su crecimiento.

“El agradecimiento es para mi familia, mis amigas y amigos, tanto de la vida como del judo. Pienso que sin una buena base (que la dan ellos) no estaría en donde hoy estoy. También a mi grupo de trabajo, como compañeros de entrenamiento, entrenadores y mi psicólogo que están siempre para ayudar. Creo que en la vida de un deportista como de cualquier persona, la familia es lo que te genera el sustento y la base para que puedas crecer de la mejor manera. Y ellos hacen que uno pueda evolucionar en lo que hace”, agregó la judoca.

La intimidad de la villa olímpica, es algo que conocen solamente los deportistas de elite que tienen la chance de competir en la máxima cita del deporte en el mundo. Es una experiencia muy valorada por los deportistas, que comparten momentos con sus colegas argentinos y tienen la posibilidad de codearse con los más grandes en el mundo. “La relación es muy buena y muy linda. El espíritu de compañerismo se potencia y todos alientan a todos, conociendo o no el deporte que el compañero practique. El contacto con los argentinos sigue a veces vía Internet, pero no es tan fluido obviamente porque cada uno está en cosas diferentes y por lo general, no vivís en el mismo lugar”.

El logro de Sebastián Crismanich, con el oro para la Argentina en taekwondo por primera vez en la historia, emocionó a todos. Pareto no fue la excepción: “Creo que es una alegría para todos los que sabemos lo difícil que es llegar a un Juego Olímpico y más aún ganar una medalla. Es un ejemplo de que todo se puede lograr. Seguramente que los jóvenes se van a sumar más, ojala así sea, porque es una opción más de deporte que tal vez antes no conocían”, añadió la medallista de bronce en 2008.

Paula es muy querida por el público en general,  y también por los propios deportistas, que dedicaron cientos de mensajes para la judoca. Esta situación gratifica a cualquier deportista. “La gente en la calle a veces te saluda, o te piden alguna foto o esas cosas. Me da un poco de verguenza, pero igual es lindo y gracioso. En cuanto a los mensajes de los deportistas, siempre es bueno recibir aliento de todo el mundo. Te pone más ganas de seguir y te hace saber que cuando competís, están todos con vos y así tenés más energía”.

En cuanto a lo que se viene, la idea es poder descansar un poco de lo deportivo, sin abandonar el entrenamiento, y pensar en lo que viene. “Ahora descansar un poco de judo sin dejar de entrenar o hacer actividad física, así no cuesta tanto la vuelta. Pero ya en poco tiempo retorno a la rutina normal, con los objetivos del año que viene que por ahora lo más seguro es el panamericano de judo que se hace en marzo. Después hay que sentarse y ver como sigue todo”.

La creación del ENARD, les permitió a muchos deportistas argentinos, contar con posibilidades de entrenar y competir en distintos puntos del mundo. Antes del cierre, Paula Pareto se refirió al ente: “Creo que su creación fue muy buena para todos, tanto yo como todos los deportistas con los que tuve la posibilidad de charlar del tema del apoyo de ENARD, opinamos lo mismo.  Hoy en día estamos viajando mucho más, tanto a competencias como a torneos que en mi deporte es muy importante para crecer. Es más, sin muchos de esos viajes, la clasificación no hubiese sido posible, ya que existe una lista mundial en la que se suma puntos solamente si se compite en estos torneos”.

Uno de los emblemas del deporte argentino, Paula Pareto, contó cómo vivió su experiencia olímpica, el apoyo incondicional del público y los deportistas y la chance de competir en diferentes citas internacionales.

“Lo viví bien. Como en mis Juegos anteriores fue una experiencia muy linda porque mas allá de la competencia, existe una forma de vivir muy particular donde estás rodeado de los mejores deportistas de tu país y del mundo”. Así comenzó la charla exclusiva con el ENARD la judoca nacional en referencia a la experiencia Londres 2012.

Los deportistas suelen destacar el momento de disputar una competencia representando al país. Esto se potencia cuando se trata de un Juego Olímpico. “Es una de las cosas más lindas que te da el deporte, la posibilidad de competir no solo por vos, sino por toda esa gente que esta detrás de tu bandera. Competir en un Juego es una realidad que cuando uno empieza a entrenar, nunca se imagina llegar a una competencia así y estar ahí. Te potencia a dar lo mejor de vos”, explicó.

Detrás de todo deportista, existe un equipo de trabajo que hace crecer los mejores elementos del protagonista. Paula Pareto le agradece a todos los que colaboran constantemente con su crecimiento.

“El agradecimiento es para mi familia, mis amigas y amigos, tanto de la vida como del judo. Pienso que sin una buena base (que la dan ellos) no estaría en donde hoy estoy. También a mi grupo de trabajo, como compañeros de entrenamiento, entrenadores y mi psicólogo que están siempre para ayudar. Creo que en la vida de un deportista como de cualquier persona, la familia es lo que te genera el sustento y la base para que puedas crecer de la mejor manera. Y ellos hacen que uno pueda evolucionar en lo que hace”, agregó la judoca.

La intimidad de la villa olímpica, es algo que conocen solamente los deportistas de elite que tienen la chance de competir en la máxima cita del deporte en el mundo. Es una experiencia muy valorada por los deportistas, que comparten momentos con sus colegas argentinos y tienen la posibilidad de codearse con los más grandes en el mundo. “La relación es muy buena y muy linda. El espíritu de compañerismo se potencia y todos alientan a todos, conociendo o no el deporte que el compañero practique. El contacto con los argentinos sigue a veces vía Internet, pero no es tan fluido obviamente porque cada uno está en cosas diferentes y por lo general, no vivís en el mismo lugar”.

El logro de Sebastián Crismanich, con el oro para la Argentina en taekwondo por primera vez en la historia, emocionó a todos. Pareto no fue la excepción:“Creo que es una alegría para todos los que sabemos lo difícil que es llegar a un Juego Olímpico y más aún ganar una medalla. Es un ejemplo de que todo se puede lograr. Seguramente que los jóvenes se van a sumar más, ojala así sea, porque es una opción más de deporte que tal vez antes no conocían”, añadió la medallista de bronce en 2008.

Paula es muy querida por el público en general, y también por los propios deportistas, que dedicaron cientos de mensajes para la judoca. Esta situación gratifica a cualquier deportista. “La gente en la calle a veces te saluda, o te piden alguna foto o esas cosas. Me da un poco de verguenza, pero igual es lindo y gracioso. En cuanto a los mensajes de los deportistas, siempre es bueno recibir aliento de todo el mundo. Te pone más ganas de seguir y te hace saber que cuando competís, están todos con vos y así tenés más energía”.

En cuanto a lo que se viene, la idea es poder descansar un poco de lo deportivo, sin abandonar el entrenamiento, y pensar en lo que viene. “Ahora descansar un poco de judo sin dejar de entrenar o hacer actividad física, así no cuesta tanto la vuelta. Pero ya en poco tiempo retorno a la rutina normal, con los objetivos del año que viene que por ahora lo más seguro es el panamericano de judo que se hace en marzo. Después hay que sentarse y ver como sigue todo”.

La creación del ENARD, les permitió a muchos deportistas argentinos, contar con posibilidades de entrenar y competir en distintos puntos del mundo. Antes del cierre, Paula Pareto se refirió al ente: “Creo que su creación fue muy buena para todos, tanto yo como todos los deportistas con los que tuve la posibilidad de charlar del tema del apoyo de ENARD, opinamos lo mismo.  Hoy en día estamos viajando mucho más, tanto a competencias como a torneos que en mi deporte es muy importante para crecer. Es más, sin muchos de esos viajes, la clasificación no hubiese sido posible, ya que existe una lista mundial en la que se suma puntos solamente si se compite en estos torneos”.

Uno de los emblemas del deporte argentino, Paula Pareto, contó cómo vivió su experiencia olímpica, el apoyo incondicional del público y los deportistas y la chance de competir en diferentes citas internacionales.