«PODEMOS CREAR UN PISO SIN TECHO»

781

Entrevista a Oscar Roitman, Director Técnico Nacional de Tenis de Mesa para el Programa Buenos Aires 2018 del ENARD. «Tenemos recursos humanos más capacitados que nunca y hay grandes talentos entre los más pequeños», aseguró.

Oscar Roitman fue designado como Director Técnico 2018 y será responsable de la detección y formación de talentos para los III Juegos Olímpicos de la Juventud, que se llevarán a cabo en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el 2018.

En diálogo con el sitio oficial de la Federación Argentina de Tenis de Mesa (FATM), Roitman explicó los pormenores del plan de desarrollo.

– A modo de presentación, ¿cuál es tu función y qué te generó haber sido designado para ella?

Mi función es de Director Técnico Nacional para los JJOO de la Juventud Buenos Aires 2018. Me llena de orgullo ser designado para esta función. Es una gran oportunidad para crecer laboralmente y para aprender mucho, ya que voy a estar rodeado de personas muy capaces en el mundo del deporte.

– ¿Cuáles son las etapas que han sido planificadas dentro del proyecto general?

La primera etapa es la selección de talentos. Tenemos que identificar a un grupo de jugadores nacidos entre los años 2000 y 2003 con habilidades excepcionales y alto potencial para integrar el Equipo Argentino en Buenos Aires 2018. Esta etapa tiene una duración de seis meses, que son los que restan del año.

La segunda etapa consiste en desarrollar la capacidad de rendimiento de los jóvenes seleccionados hasta el nivel óptimo. Brindarles a los jugadores seleccionados un entrenamiento dirigido y ver la evolución de cada uno de ellos. Esta etapa será realizada durante el 2015.

La tercera fase consiste en conformar el grupo definitivo de jugadores que tengan rendimiento internacional en un plano de igualdad con las potencias deportivas internacionales. Para lograr esto, el grupo seleccionado tendrá una alta cantidad de competencias que servirán para evaluar el rendimiento de los mismos en ese plano. Este proceso se realizará durante el 2016.

La cuarta etapa se trata de consolidar a la generación de deportistas como referentes de los valores olímpicos y base estructural del sistema deportivo 2020-2024, comenzando en el 2017.

– ¿Por qué es tan importante contar con el censo completo de cada Afiliada?

Es de vital importancia conocer el universo con el que cuenta la FATM con detalles de los jugadores para poder realizar el proyecto correctamente y poder detectar los talentos con potencial. Si no tenemos esa base de datos corremos el riesgo de saltearnos a un futuro jugador de alto rendimiento.

– ¿Cuánto crees que puede avanzar el tenis de mesa en todo este proceso a largo plazo?

Es difícil decir cuánto puede crecer. Creo que está la oportunidad para crear un piso sin techo. Si las cosas salen bien, las hacemos bien, puede haber un antes y un después en la historia del tenis de mesa, sentando las bases del comienzo de un proceso inédito a nivel nacional.

– ¿Cómo llegará el tenis de mesa argentino a los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018?

Depende mucho del trabajo que hagamos. Tenemos recursos humanos más capacitados que nunca y hay grandes talentos entre los más pequeños. Se llegará según que tan bien coordinemos esfuerzos y aunemos criterios, que podamos cumplir con compromiso y con responsabilidad. Ahí está la clave.

Fuente: Prensa FATM (Nicolás Otermin).

Web del Programa Buenos Aires 2018 >>