TOLEDO: «NO HAY RIVAL MÁS DURO QUE UNO MISMO»

1710
1993-2020. Q.E.P.D.

Braian Toledo se prepara para hacer volar su jabalina en los Juegos Panamericanos de Toronto. Conciente de sus altibajos y del alto nivel que demostró este año, se ilusiona con seguir creciendo y conseguir una medalla en la competencia continental.

El momento de la acción se acerca para lo atletas argentinos en Canadá. El olímpico, especialista en Lanzamiento de Jabalina, supo dar pasos firmes a lo largo de su carrera deportiva. En Toronto, espera continuar el nivel que demostró en lo que va de este año y sueña con subirse al podio panamericano.

«Mi gran objetivo soy yo, pensar en mí mismo. El primer rival a vencer soy yo, por eso me entreno tanto todos los días. En cada torneo que me vean siempre voy a dar lo mejor de mí. Por razones obvias, mi mejor momento es ahora pero doy lo mejor cada vez que entro a la pista y ojala sea un buen torneo y pueda darle la alegría a tanta gente que acompaña estos sueños en momentos difíciles que son los más importantes, y también disfrutan de los momentos lindos», dijo el oriundo de Marcoz Paz, quien en marzo pasado alcanzó 82m9 en el Grand Prix Hugo La Nasa en el CeNARD, batiendo su propio récord argentino de mayores y sudamericano Sub23.

En la cita continental, que reúnen a los mejores exponentes de la región, Braian tiene en claro cómo se desarrollará la competencia en su disciplina. «Los principales competidores están en Estados Unidos, Cuba y Centroamérica donde hay buenos lanzadores. Tengo un panorama de cómo están y cómo vienen lanzando todos», expresó el atleta que se ubica cuarto en el ranking 2015.

Medalla de oro en los Juegos Olímpicos de la Juventud Singapur 2010, Braian no siempre supo mantener la constancia deseada en su rendimiento. «Todo lo que me pasó y los momentos de estancamiento me sirvieron para volverme una mejor persona, más adulto, ser más consciente, más detallista, más atento. De todas las cosas malas se saca algo bueno y se aprende mucho más cuando las cosas van mal que cuando van bien», reconoció.

Para encarar los desafíos de este año, compartió el entrenamiento con Germán Lauro, en un gira que los llevó a Sudáfrica“Tuve una preparación de base muy buena con el cumplimiento de lo pautado junto a mi entrenador y tuve la posibilidad de estar en dos oportunidades en Sudáfrica. En noviembre arrancando la base y empezando la parte de fuerza en febrero. Ahí compartí con Andrés Charadía, el Director Técnico Nacional, y después en febrero con Germán Lauro. De los dos me llevo grandes experiencias, muchas cosas buenas. Con Germán la pase muy bien, pude conocerlo como persona y es un groso».

«El ambiente que es muy motivante y también la compañía. Generalmente entreno solo y estar con Germán se hace mucho más ameno. Eso es bueno porque en los entrenamientos muy duros y largos sentís que hay alguien para hacerle un chiste», agregó.

Llegó el momento de poner en práctica todo lo aprendido en esta temporada. Los resultados están hablando por sí mismos, y en suelo canadiense, quieren seguir haciendo historia.