¡SUBCAMPEONES DEL MUNDO!

204

La Selección Argentina de básquetbol cayó en la final ante la poderosa España por 95-75 y de esta manera alanzó un segundo puesto que vale oro. El equipo de Hernández entregó partidos memorables en una competencia que mostró un record positivo de 7-1 y en donde Argentina despachó rivales durísimos y candidatos como Serbia y Francia.

Finalizó la Copa del Mundo FIBA en China con la Argentina como gran protagonista del torneo. En una previa en donde el cuerpo técnico fue afianzando ideas, el torneo llegó en el momento justo. Poco a poco, la Selección fue entregando el mejor básquet del campeonato, con rendimientos altísimos tanto individual como grupalmente.

La final fue ante España, que fue de menor a mayor en el Mundial y llegó óptimo al compromiso final tras despachar con solvencia a los australianos. La diferencia fue de 20 puntos, ya que el juego cerró para los europeos por 95-75. La mitad del partido llegó con ventaja para España por 43-31, luego de que los argentinos pudieran en algún tramo ponerse a tiro sobre todo en el primer cuarto. La segunda mitad mostró a España dominadora del juego y regulando la diferencia para llevarse el partido y por ende la final.

Este resultado no empaña el trabajo sensacional en la Copa del mundo. Argentina logró el primer puesto del Grupo B tras superar a Corea del Sur (95-69), Nigeria (81-94) y Rusia (61-69). ​En la segunda fase, la Selección barrió a Venezuela (87-67) y Polonia (65-91).

Así, con la confianza en alza, llegó al cuadro final. En cuartos de ​final, Argentina derrotó a un enorme candidato como Serbia por 97 a 87, sacando una diferencia impensada en la previa. Ya en semifinales, le ganó a Francia 80-66 para llegar a la final. Orgullo por un equipo que supo reinventarse bajo el liderazgo de Luis Scola y Facundo Campazzo y con la dirección técnica impecable de Sergio Hernández.

Selección Argentina: Facundo Campazzo, Nicolás Laprovíttola y Luca Vildoza (Bases); Nicolás Brussino, Lucio Redivo y Máximo Fjellerup (Escoltas); Patricio Garino y Gabriel Deck (Aleros); Luis Scola y Agustín Caffaro (Ala Pivotes); y Marcos Delía y Tayavek Gallizzi (Pivotes). Entrenador: Sergio Hernández.